Somos una asociación de entidades que trabaja por los derechos de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo y de sus familias

Home » inicio » “Es crucial que las mujeres con discapacidad intelectual víctimas de violencia machista comprendan lo que les ha ocurrido”

“Es crucial que las mujeres con discapacidad intelectual víctimas de violencia machista comprendan lo que les ha ocurrido”

Lectura facil

Rebeca Tur habla en esta entrevista

sobre mujeres con discapacidad intelectual y violencia machista.

 

Rebeca dice que las mujeres con discapacidad

que son víctimas de violencia machista

tienen muchas barreras.

Una barrera es que tienen dificultades para entender algunas cosas.

Es importante que las mujeres con discapacidad entiendan su situación,

la información y todo lo que ocurre

para poder prevenir y actuar en casos de violencia machista.

 

Cuando hay una situación de violencia machista

las mujeres con discapacidad tienen que contar con una persona facilitadora

que defienda sus intereses y derechos.

También debe contar con una persona de apoyo

en la que pueda confiar y le ayude.

 

Rebeca dice que las mujeres con discapacidad deben tener la oportunidad

de participar en la sociedad y en las asociaciones.

Hay que darles la oportunidad de hacer cosas,

equivocarse, probar y elegir.

También dice que necesario formarlas

en la prevención de violencia machista.

Rebeca Tur, coordinadora de programas y responsable del área de mujer en Plena Inclusión Madrid.

El pasado viernes, 14 de junio, Rebeca Tur participaba en la Jornada “Desafíos en la atención a las mujeres con discapacidad víctimas de violencia machista” organizada por Emakunde en colaboración con EDEKA.  En la misma respondía a cuestiones fundamentales relacionadas con la prevención e intervención en mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo víctimas de violencia de género. Entre las ideas más relevantes señaló la importancia de que en estas situaciones la mujer comprenda y tome conciencia de lo que les ha ocurrido y del proceso que van a vivir, pues en muchas ocasiones presentan dificultades para identificar la violencia que están sufriendo.

Las mujeres con discapacidad intelectual víctimas de violencia machista se enfrentan a múltiples barreras, una de ellas está relacionada con la accesibilidad cognitiva, ¿cómo se explica este concepto?

Efectivamente las mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo se enfrentan a multitud de barreras en sus vidas, y particularmente cuando son o han sido víctimas de violencia machista, se encuentran aún más, siendo quizás una de las más complejas, la falta de credibilidad de su testimonio.

Me gustaría resaltar que la Accesibilidad Cognitiva, en tanto procura que los entornos, la tecnología, los servicios o los contenidos sean más fáciles de comprender, favorece la autonomía personal y la toma de decisiones sobre tu propia vida, algo fundamental para el empoderamiento de las mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo. No podemos olvidar que la accesibilidad es un derecho recogido en la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad.

En el caso de las mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo víctimas de violencia machista, es crucial la comprensión y toma de conciencia de lo que les ha ocurrido y del proceso que van a vivir, pues en muchas ocasiones presentan dificultades para identificar la violencia que están sufriendo, pues no la identifican como tal. En ese este sentido podríamos hablar de dos aspectos fundamentales para favorecer la accesibilidad cognitiva: de una parte, la provisión de información en Lectura Fácil tanto de los recursos, apoyos, protocolos… en definitiva, de toda la documentación que vaya a necesitar o manejar la mujer.

Y de otra, Facilitadores, personas que están formadas para facilitar la comprensión en procesos judiciales. Igual que las personas que no entienden o no dominan el idioma tienen derecho a un intérprete, las personas que tienen dificultades de comunicación y/o comprensión por su discapacidad, deben tener derecho a un facilitador como bien recoge el Estatuto de la Víctima.

¿Qué rol tiene la persona facilitadora?

Principalmente debe defender los intereses, derechos y el bienestar de las personas que se encuentran en procesos judiciales y que además se encuentran en situaciones de mayor vulnerabilidad, como, en este caso, las mujeres con discapacidad intelectual o del desarrollo víctimas de violencia machista.  Así mismo, garantizará que el trato hacia estas estas mujeres es justo y pueden participar durante los procesos judiciales en los que se vean inmersas.

Por un lado, la persona facilitadora ayuda a conocer las capacidades de cada mujer que ha sido víctima para declarar, por otro, adapta la comprensión del procedimiento a las capacidades cada mujer.También se encarga de explicar cuestiones centrales de los procesos judiciales:  qué es un procedimiento judicial, qué personas se va a encontrar en un juicio, qué tiene que hacer y cuáles son sus derechos.Por último, pero no menos importante, cuenta a la Policía, a los abogados, fiscales y jueces cuál es la mejor manera de que la cada mujer con discapacidad les entienda y pueda contar lo que pasó.

La figura de la persona de apoyo es clave a la hora de acompañar a mujeres que están inmersas en el círculo de las violencias, ¿qué perfil debe tener esta persona?

Un aspecto esencial es que sea una persona elegida por la propia mujer con discapacidad intelectual o del desarrollo, ya que debe ser de su total confianza. Es importante que la persona de apoyo conozca a la mujer y sus mecanismos de comunicación. Es muy positivo que entre ellas exista una relación de confianza y fraternidad. Ser víctima de violencia machista impacta directamente en varias dimensiones de la calidad de vida de la persona, especialmente en el bienestar emocional, por eso, promover que en estos momentos te acompañe una persona de tu confianza, que te conoce y sabe cómo apoyarte es de vital importancia para, en la medida de lo posible, minimizar malestares innecesarios, haciendo el proceso lo más fácil posible.

Asimismo, conviene que esta persona de apoyo disponga de conocimientos sobre violencia de género y de la figura del facilitador o, en su defecto, que cuente con una red profesional que pueda solventar las dudas técnicas. Este rol es diferente al de la persona facilitadora. La persona de apoyo puede ser un familiar, tutor u otra persona responsable del cuidado o protección; una persona experimentada en el trato con personas vulnerables (que no esté relacionado con la policía) y, en ausencia de los anteriores, cualquier persona mayor de 18 años.

¿Qué acciones propondrías para el empoderamiento de estas mujeres?

El empoderamiento básicamente significa “tomar el poder de tu vida, ser dueña de tus acciones y decisiones”. Para que esto ocurra, necesitan lo mismo que el resto de mujeres, o que cualquier persona: disponer de oportunidades reales de participación en la comunidad y en las entidades en las que están vinculadas para hacer cosas, equivocarse, probar, elegir… También es necesaria la formación específica en la materia, especialmente en prevención de violencia machista. Lo importante de estas acciones es que deben estar adaptadas y ajustadas a las necesidades de las mujeres. Por otro lado, algo que favorece muchísimo el empoderamiento y mejora de la autoestima es poder desarrollar roles diferentes a los que habitualmente desarrollan, esto está estrechamente relacionado con las oportunidades.

En este sentido, en Plena Inclusión Madrid colaboramos en un proyecto en el que mujeres y hombres con discapacidad intelectual o del desarrollo se forman en prevención de violencia de género en la facultad de psicología de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en colaboración con la Comunidad de Madrid. La formación combinando el modo presencial-online y durante la formación también se preparan para ser formadoras y formadores, de modo que, al finalizar el curso, imparten sesiones itinerantes de sensibilización sobre la materia. Este cambio de rol de alumno a profesor es una oportunidad que les ofrece la posibilidad de mejorar su autoestima y empoderamiento. Además, durante los dos últimos años se han incorporado personas con DID al claustro de profesores y profesoras para las siguientes promociones. Estas personas habían sido alumnas del mismo curso.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies